Los 6 consejos que debes tener en cuenta en tu Plan de Formación de Empresa

Que los idiomas son fundamentales ya no es un capricho de las escuelas de idiomas o del iluminado de turno, es una realidad que llevamos viviendo muchos años, pero que sin embargo, seguimos sin cuidar a la hora de asignar el presupuesto.

La globalización y todo lo que ello implica, tampoco es nada nuevo. Hablar de la necesidad de aprender más de un idioma; alemán, francés, chino… comienza a formar parte de un discurso que desde Thamesis, venimos intentando defender y aplicar en nuestros programas integrales de formación de idiomas.

 

Como asesores que somos de nuestros clientes y como expertos en formación de idiomas, os resumimos varios puntos inherentes a toda implantación de un Programa de Formación de Idiomas en prácticamente cualquier empresa de nuestro país:

 

A) INVERSIÓN

Los programas de formación de idiomas son una inversión, no un gasto. Si monitorizamos correctamente el ROI, lograremos entender cómo es una apuesta por un futuro inminente, una apuesta de valor que tendrá sus frutos a medio plazo.
Para ello, los indicadores que utilizaremos en los programas nos servirán, además, para componer un mapa que nos muestre con rapidez, la evolución, nuevas necesidades y realidades del programa implementado. Hoy en día, gracias a las herramientas digitales, podemos facilitar y agilizar la identificación de los KPIs necesarios para conseguir con claridad los objetivos del Programa. Encuestas de Satisfacción, pruebas que cuantifican los conocimientos, debilidades… de nuestros alumnos, uso del idioma en el mundo laboral, de forma que a medio plazo podamos concluir con información que nos sirva para conocer el retorno de la inversión.

 

B) EXPERTISE

APROVECHAR EL EXPERTISE DE LA ESCUELA DE IDIOMAS Y EXPLOTARLO
Auditoría y Consultoría: aspectos muy relevantes antes de comenzar a planificar el Plan de Formación. Debemos entender primero la realidad de la empresa y a dónde queremos llegar, para entonces analizar las necesidades de todos los departamentos y áreas de la empresa, valorando la inclusión de estos o la apertura de nuevos.

El proveedor (Escuela de Idiomas en este caso) no debe limitarse a presentar una propuesta tipo y un presupuesto. Nuestro valor añadido puede ir y debe ir mucho más allá.

 

C) PRESUPUESTO

Fijar un presupuesto entonces, independiente para el Plan, con la máxima coherencia y seriedad. Una buena distribución permitirá una mayor eficacia, de forma que cuando acabemos el programa, podamos hablar de un presupuesto eficiente, donde las partidas no se tengan que volver a repetir al año siguiente.

 

D) ESTRATEGIA

Fijaremos los objetivos y meta del Plan, de acuerdo al análisis previo realizado. No cualquier curso es válido, y sobre todo, repetir las mismas dinámicas que en años anteriores por el mero hecho de que nos hayan funcionado, no deben ser escusa, para replantear el programa y volver a realizar un análisis de necesidades.

El análisis de los informes trimestrales y anuales nos darán gran parte de la información que necesitamos para realizar las valoraciones y tomar las decisiones adecuadas. Por ejemplo, debemos preguntarnos si el ejecutivo de ventas que no pudo realizar el Curso Intensivo de Negotiations a mediados de año, ha necesitado utilizar el inglés en varias negociaciones con clientes y proveedores, y si su actual vocabulario y nivel de comprensión en una negociación, no ha sido un impedimento a la hora de sacar adelante la venta. ¿Podríamos haber asignado una partida específica al Dpto. de Ventas y ahora estaríamos hablando de una mejora sustancial en la facturación anual de la empresa?

En Thamesis os ofrecemos un informe de situación sin ningún compromiso, de forma que podamos asesoraros sobre la pertinencia de vuestro actual programa y las posibles mejoras de este.

 

E) EJECUCIÓN

Una problemática muy habitual en todo Plan, tanto de Formación como de otras disciplinas, es la distancia que hay entre lo estipulado y lo realizado.

De nada nos sirve un buen Plan de Formación  si luego no lo implementamos y ejecutamos manteniendo las directrices estipuladas.

 

F) MOTIVACIÓN

Trabajar para minimizar los daños que ocasiona el absentismo en los objetivos del programa se debe hacer desde el principio, colocando en la primera de las prioridades a la imprescindible motivación. Varios son los elementos que inciden en esta, por lo que un Plan Integral de motivación desde el alumno hasta el grupo, debe trabajarse de manera constante y prioritaria.

 

No solo un buen profesor y un material dinámico son capaces de conseguirlo, hay que generar un sentimiento donde pongamos en valor la importancia y utilidad del idioma, donde el quiero y puedo conformen el día a día del alumno, sin barreras, sin limitaciones.

 

 

 

 

 

Desde Thamesis Idiomas te asesoramos y orientamos en tu programa de formación de idiomas

Desde Thamesis Idiomas te asesoramos y orientamos en tu programa de formación de idiomas

Deja un comentario

Your email address will not be published.